Una jornada casi perfecta para los Juveniles ante Estudiantes de Caracas

Los protagonistas analizaron las incidencias de la cuarta fecha

 

 

Las categorías de formación de Atlético Venezuela enfrentaron a Estudiantes de Caracas para disputar la cuarta y vital jornada del Clausura de la Serie de Oro 2017. Tras partidos muy positivos, los nacionales continúan con su andar casi perfecto en el Torneo. El único duelo que no terminó con victoria atlética fue el de los Sub 14, que finalizó empatado a un gol. La Sub 16 se impuso 1-3, la Sub 18 1-0 y la Sub 20 5-1.

 

 

Siguen sin conocer la derrota    

 

El equipo Sub 14, dirigido por Julio Acevedo, enfrentó, ante los académicos, su partido más crucial del Torneo en la cancha 1 del Polideportivo Fray Luis, conocido como “La Guacamaya”. La importancia del encuentro pasaba por la tabla de clasificación, pues los nacionales están en la segunda posición del Grupo 4, a cinco unidades del líder, que es Estudiantes. Atlético Venezuela sabía que ganar era la prioridad y por eso saltaron a la cancha muy convencidos. Un golazo de Ricardo Dmytrejchuk abrió el marcador, pero, a pesar del esfuerzo de los de Fuerte Tiuna, no pudieron mantener la ventaja y el marcador final fue de 1-1. “Nos faltó más apoyo a la hora de atacar ya que no teníamos a ese punta que molestara al defensor central rival. Tuvimos la posesión del balón, generamos más juego y aun así no conseguimos lo que buscábamos. Nos falta más movilidad y tener más rapidez para atacar. Pudimos haber marcado más goles”, analizó Dmytrejchuk, marcador de punta derecho que anotó el tanto de la victoria parcial.

 

El gol que marcó el defensor fue de película. Dmytrejchuk se tuvo confianza en el minuto 17 del partido y cobró un tiro libre prácticamente desde la mita de la cancha. Envió un bombazo que tomó altura y velocidad y justo antes de llegar al arco académico, el balón bajó de golpe y se coló en la portería. “El entrenador (Acevedo) me pidió que chutara un balón envenenado al arco, no fue algo ensayado. Me lo pidió justamente para ese tiro libre y yo tuve la fe de que iba a anotar ese gol que era tan importante para el equipo”, contó el lateral que ha jugado tres partidos en el Torneo.  

 

El espigado jugador llegó a Fuerte Tiuna antes del Torneo Clausura y desde entonces ha demostrado sus cualidades. Entró en el segundo tiempo del encuentro ante Catia FC y jugó como titular contra San Agustín y Estudiantes de Caracas. En este último partido, el lateral fue fundamental, pues los académicos buscaron el arco nacional de forma constante y la solidez defensiva fue un factor clave para obtener el punto. “Fue uno de los mejores juegos de mi vida. Jugar como titular fue impresionante porque era ante el equipo que va de primero en la tabla. A pesar de los nervios, tenía las ganas de ganar. Me pareció justo el empate, pero pudimos dar más”, dijo Dmytrejchuk.

 

Las cosas no cambian para los Sub 14. La diferencia con el líder sigue siendo de cinco puntos, por lo que no tienen margen de error y deben reencontrarse con la victoria lo más pronto posible. Para eso, los de Acevedo deben seguir trabajando arduamente en la semana, para así llegar en buena forma al siguiente partido. “Hay que trabajar más en la pelota parada, porque ese fue nuestro fallo y por ahí llegó el empate. También hay que trabajar en el rol del volante de contención y del delantero”, finalizó el potente defensor.

 

 

Firmes en el liderato

 

Los Sub 16, dirigidos por Manuel Corredor, también visitaron a Estudiantes de Caracas en la cancha de grama artificial del polideportivo ubicado en Las Mercedes para jugar un importantísimo partido en sus aspiraciones por clasificar a los Octavos de Final. Los nacionales llegaron como líderes del Grupo 4, pero la distancia entre los de Fuerte Tiuna y los académicos era solo de un punto, por lo que triunfar era vital para alargar la diferencia. Los de Corredor hicieron un partido espectacular y a pesar de que iniciaron perdiendo por un penal en contra en el segundo minuto de juego, pudieron darle vuelta al marcador para ganar 1-3. “Cuando nos proponemos una meta, la cumplimos con responsabilidad, esfuerzo y actitud. Así logramos el objetivo, que era ganar, y eso nos hace sentir satisfechos y nos impulsa a plantearnos nuevas metas”, dijo Gabriel Ramírez, atacante de Atlético Venezuela.

 

Aunque recibieron un gol en el comienzo del partido, los de Fuerte Tiuna nunca dejaron de dominar el compromiso. En el minuto 18, Ramírez se elevó más que el resto de los jugadores en la cancha y envió un espectacular cabezazo muy preciso que bañó al guardameta local. Desde ese momento, el dominio de los nacionales se incrementó y solo fue cuestión de tiempo para que el marcador se inclinara a favor de los dirigidos por Corredor. “No esperaba un partido que domináramos de esa manera, puesto que Estudiantes siempre nos ha dado la palea, pero esta vez fuimos capaces de dominarlos y hacer lo que nos planteó el profe Manuel (Corredor). Creíamos que nos iban a complicar más, pero pudimos ser superiores a ellos”, analizó Ramírez, autor del gol del empate parcial.

 

Aunque ahora tienen una diferencia mayor en el liderato, los nacionales no bajan la guardia y afrontaran cada partido con mucha responsabilidad. Irán juego a juego hasta que logren firmar la clasificación a los Octavos de Final de la Serie de Oro. “No nos podemos relajar porque todavía quedan varios partidos por delante, en los cuales tenemos que hacer el mismo trabajo que venimos haciendo para así sumar todos los puntos”, finalizó Ramírez, quien disputó un partido con la categoría Sub 18.

 

 

Son tres puntos que ilusionan      

 

Para la Sub 18 de Diego Rodríguez, más que una necesidad, era una obligación conseguir un triunfo ante Estudiantes de Caracas si querían seguir soñando con la clasificación a la próxima fase del torneo. Todo estaba servido para que los nacionales sacaran a relucir su verdadero potencial, más aún estando en casa, un plus que siempre ha dominada al equipo rival. Con actitud, firmeza, buen juego y efectividad de cara al arco, los más jóvenes canteranos consiguieron la victoria por la mínima. “Necesitábamos esos tres puntos para ir sumando poco a poco y lograr la clasificación. En el inicio del partido nos encerramos un poco, pero después fuimos haciendo lo nuestro y en el segundo tiempo lo dominamos y logramos hacer el gol”, comentó Igor Hernández de entrada, el mediocampista que tuvo una destacable labor durante los 84 minutos en cancha.

 

A parte de aquellos tres puntos ante San Agustín por la primera fecha, por más que el rival no haya sido tan exigente, el partido ante los académicos capitalinos se une como uno de los mejores a nivel colectivo, cumpliendo a cabalidad todo lo trabajado durante la semana tanto a nivel ofensivo como defensivo. Pero como en toda categoría de formación, siempre habrá aspectos que mejorar para los siguientes retos, siendo uno de ellos la falta de contundencia en el arco contrario. “La buena toma de decisiones nos faltó, en ese último pase en el ataque y por eso no logramos hacer más gol, más allá de que creamos muchas oportunidades. Debemos seguir mejorando”, agregó el jugador.

 

Si bien es cierto que se consiguió una victoria importante para las aspiraciones inmediatas, hay que tener presente que solo se recortó la diferencia de puntos frente al rival directo, pues ahora los nacionales se encuentran a seis puntos del primer lugar, mismo que da un cupo directo a la siguiente ronda. Seguir cosechando triunfos es lo más importante para que lo conseguido el pasado sábado tenga valor, por lo cual vencer a Hermandad Gallega en el fortín nacional, cerrando la primera vuelta del Clausura, pasa a ser el siguiente objetivo. “Sabemos que será un partido duro como todos, pero nosotros debemos seguir haciendo las cosas como la venimos haciendo, jugando bien y sumando puntos. Trabajaremos en la semana con intensidad y más ganas, para obtener la clasificación que sé que vamos a lograr”, cerró Hernández con grandes expectativas, pero teniendo los pies sobre la tierra como todos sus compañeros.

 

 

La tarea está prácticamente hecha

 

En la Sub 20, el partido ante Estudiantes de Caracas no era la excepción, pues también era fundamental para sacar una ventaja más amplia por ser un rival directo y, de igual forma, tener casi pie y medio en la fase de los Octavos de Final. De menos a más, los de Fuerte Tiuna pudieron vencer sin complicaciones 5-1, reafirmando una vez más que su jerarquía no ha bajado de nivel y que la defensa por el título nacional Sub 20 sigue en pie. “Sabíamos que era un equipo complicado, que era un rival directo en el grupo y sabíamos que teníamos que ganar o ganar. Supimos las debilidades de ellos y las explotamos de la mejor manera, además de acatar lo dicho por el director técnico”, dijo Fabio Espinoza, autor del tercer tanto para los atléticos y segundo en lo personal en lo que va de Clausura.

 

El compromiso estuvo contemplado en dos partes totalmente distintas, siendo una primera parte con numerosas trabas que no permitían el buen desenlace del juego que quería imponer el equipo nacional, sin embargo, en la segunda mitad todo fue distinto al poner en marcha todo el arsenal para sentenciar en minutos el encuentro a su favor. A pesar de eso, hay errores que deben seguir siendo corregidos. “Ningún partido es perfecto, todos los partidos están llenos de errores y malas decisiones. Es nuestro deber mejorarlas y minimizarlas para afrontar de la mejor forma el siguiente partido. Nos faltó tenencia y tuvimos errores en salida”, comentó el mediocampista.

 

Lo más importante, tras este resultado, es seguir sumando puntos para sellar definitivamente su clasificación a la próxima ronda de esta segunda edición de la Serie de Oro. Nuevamente de locales, ante Hermandad Gallega, se deberá seguir imponiendo la raza atlética. Gracias a la victoria del sábado tenemos una ventaja de siete puntos contra nuestro rival directo, pero aun así quedan seis partidos. Hermandad Gallega que es nuestro siguiente reto, un rival que puede complicar, pero nosotros trabajaremos para evitar eso y conseguir un nuevo triunfo”, cerró Espinoza.